Hay hombres que luchan un dia,
y son buenos.
Hay otros que luchan un aņo,
y son mejores.
Hay quienes luchan muchos aņos,
y son muchos buenos.
Pero, hay los que luchan toda la vida,
esos son los imprescindibles.
(Bertholt Brecht)